Beauty | Mascarillas al 2×1

Por: Pablo Bacca

Mascarilla exfoliante e hidratante.

A mí me gusta mucho esta mascarilla, porque además de quitar células muertas, también te hidrata profundamente. Soy adicto a ella.

Ingredientes:
1 cucharada de azúcar.
½ cucharada de sal de mesa.
2 cucharadas de miel de abeja (o si lo prefieres: 2 cucharadas de yogurt natural).
1 chorrito de leche.

Nota:
Antes de comenzar asegúrate que te hayas lavado previamente la cara con agua tibia o caliente, para que tus poros estén abiertos y así la mascarilla penetre más rápido en tu piel.
Procedimiento:
Se mezcla el azúcar, la sal en un recipiente, se le agrega la cucharada de miel y la leche.
Cuando esté listo todo, póntela en la cara, dándole un masaje con movimientos circulares, para que todas las células muertas se vayan lejos.
Debes dejarla durante 15 minutos aproximadamente o hasta que tu piel absorba la miel y la leche.
Una vez que ésta esté seca, te vas a lavar la cara con agua tibia, y de nuevo debes hacerlo con movimientos circulares. Después de que ya no tengas nada de la mascarilla en tu cara, échate agua fría para que tus poros se cierren.

¡Y ya está! Tendrás tu piel super suave y radiante. Si es que notas un tono rojizo en tu piel, es normal por la fricción de la sal y el azúcar, no debes preocuparte, se irá después de unos minutos.

Consejo:
Ya que la miel puede llegar a escurrir, puedes ponerte una toalla alrededor del cuello; o en su defecto puedes hacerla justo antes de bañarte.

 

Exfoliante-natural-para-el-cuerpo-3

Mascarilla hidratante capilar.

Muchas veces por el uso excesivo de herramientas de peinado (plancha, tenazas, secadora); por el sol, la contaminación de la ciudad, o el cloro si haces natación, el cabello se debilita y se torna seco o quebradizo. Por eso esta mascarilla capilar es de mis favoritas, por su efectividad y rapidez.

Ingredientes:
1 plátano (dependiendo del largo de tu cabello puede ser más o menos).
1 limón (sólo el jugo).
2 cucharadas de aceite de olivo o ricino.

Procedimiento:
En un recipiente hondo, pones el plátano y lo haces puré, le agregas el jugo de limón y el aceite de olivo. Debes mezclarlo perfectamente, hasta que no queden pedazos grandes de plátano.
Cuando tengas una mezcla heterogénea, la untas en tu cabello, NOTA: sólo en las puntas, porque puedes correr el riesgo de hacer a tu cabello graso.  Debes dejar a la mascarilla actuar durante 30 minutos o hasta ¾ de hora (45 minutos).
Después de esto debes lavar tu cabello con agua fría, para que no tengas peligro de escamar tu cabello a causa del ácido cítrico del limón.

Consejo:
Puedes ponerte una gorra plástica para que así tu cabello absorba más rápido todos los nutrientes del aceite y el plátano.

 

 

Quizá te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Current ye@r *